divendres, 13 d’agost de 2010

Con gafas

No puedo recordar si nací con o sin gafas, ni tampoco si alguna vez me vi sin ellas. Las gafas forman parte de mi de una manera morfológica, no me veo de otra manera. A veces, mirando a personas que no llevan gafas, me parecen extrañas, incompletas. Lo mismo me pasa con mi gato pero al revés. Mi gato nació sin cola y, desde entonces, cuando veo un gato paseando la propia, me parece raro, sobrecargado e incluso pedante. ¡Qué raro es todo! (Qué raros son los demás).

Des del llit


Et miro 
          sense les ulleres
i et noto
          desenfocada
M'agrada 
          sentir-te difosa
veure't
          tal que una fada

          Quaranta-cinc
          dioptries d'amor

(Des del llit. Poemes de l'amor líquid. 
Jacint Pau, 2003)

diumenge, 8 d’agost de 2010

Des del llit



Touch me. Nota'm.
Soc líquid.
Give me. Agafa'm
Soc sòlid.
Kiss me. Menja'm.
Soc teu.
Ne me quitte pas. Queda't.
Deixa't.
I need your feeling.

             Calma'm aquest neguit

(Des del llit. Poemes de l'amor líquid
Jacint Pau, 2003)

Qué sabrá el Constitucional

... y el Defensor del pueblo (¿defensor de qué pueblo?) Nací en Juncosa de les Garrigues. Nací oyendo catalán, pienso en catalán y hablo catalán. También hablo algo de francés, italiano y inglés, pero sobre todo hablo castellano, una lengua que no siento como mía pero como sí lo fuese y con la que me muevo con absoluta comodidad. Que yo sepa, el idioma castellano es la lengua de Castilla, y claro que Castilla es España pero España no es sólo Castilla. ¿Cuantos hablantes necesita una lengua para que, esta, sea considerada como idioma y por lo tanto respetado como tal? O, ¿no es una cuestión de cantidad? ¿Porqué mi lengua materna ha de ser inferior a cualquier otra lengua materna? ¿Qué culpa tienen las madres? No espero respuesta, no son preguntas.