dijous, 30 de setembre de 2010

Una vez más

Es sabido que a menudo se confunde gimnasia con magnesia. Sin duda alguna, es lo que les está pasando ahora mismo a los gobiernos de los países del hemisferio norte al intentar solventar la crisis. Cómo, si no, los que ya fuimos objeto y sádico objetivo de la especulación y usura anteriores a la crisis, ahora nos corresponde el papel de chivos expiatorios al tener que resucitar las maltrechas arcas públicas –nuestro dinero–, vaciadas por estos mismos gobiernos para premiar a los susodichos especuladores. Una vez más la perversa confusión, cuando, en este caso, no es más que un auténtico expolio y un inaceptable insulto a la inteligencia. Pero que nadie se lleve a engaño. Adormecidos como estamos por el Estado del Bienestar, también nosotros confundiremos gimnasia con magnesia, conformidad con dignidad. No moveremos ni un solo dedo, nadie.. Y una vez más no pasa nada.