dijous, 23 de desembre de 2010

Fum fum, fum

No por ser Navidad van a cambiar las cosas, ni por más buenos propósitos para el año que se avecina, ni por más amor envuelto en papel de regalo, ni por más turrón con el que nos embadurnemos va a ser distinto. Y sin embargo, un año más vamos a hacer ver que sí, que esta vez va a ser diferente. Una vez más la tradición va a poder más que nosotros. Pasará Navidad, empezará un nuevo año y volveremos a seguir como siempre, es la tradición. Fum, fum, fum, exactamente eso: puro humo. Pues, eso: felices fiestas y próspero año nuevo.