dissabte, 2 de juliol de 2011

Jodido y bendito amor


Sin aquella jodida luna llena
que nos encendió la lívido;
sin aquella jodida mirada tuya
que flaqueó mi cuerpo y abrasó mis sesos;
y sin aquel jodido polvo
que nos enganchó hasta este mismo día,
¿dónde estaríamos hoy, veinte años después,
el uno sin el otro?



Del poemari Poemas del jodido amor

2 comentaris:

Anònim ha dit...

En un reflejo más de nuestra decaída realidad.

No minusvalores el poder de una jodida luna llena que repite sus plenilunios para ejecutar su desafecto destino que es encender la lívido, joder las miradas, flaquear los cuerpos, abrasar los sesos y joder los condenados polvos a los que estamos sometidos.

La luna llena será muy poética, lo que no tiene es remedio.

Jacint Pau ha dit...

Efectivamente, sometidos y sin remedio. Es más, mientras necesitemos del oxigeno para vivir, no seremos libres.