dissabte, 29 de desembre de 2012

Virtual. Cosas de allí, de 'la nube'

Pragmático
Se autoescaneó, se subió a 'la nube' pensando encontrarse allí con sus amigos y, una vez allí, se encontró más solo que un dígito. Sonó el despertador, lo apagó, y visto que aquí todo continuaba igual se dio la vuelta y siguió durmiendo. Prefirió quedarse allí, en 'la nube', a esperar, aunque tuviese que estar solo; tarde o temprano llegarían.

Desencanto 
Harto de chatear con su novia decide subirse a 'la nube' para, por fin, estar a su lado. Una vez allí descubre que todos los bits son idénticos, que es imposible distinguir uno de otro. Regresa hecho un lío y se lía con la primera que encuentra. Nunca más vuelve a chatear.

Y ahora qué
Año 2025. Doce años después de la gran hecatombe, un equipo de ingenieros chinos consigue rescatar 'la nube'. Por fin se podría saber qué pasó en los minutos previos al gran apagón virtual. Al cabo de casi dos meses de infructuosos esfuerzos descubren, anonadados, que el mundo ya no existe, que son ellos los que están allí, en 'la nube'.



dijous, 6 de desembre de 2012

After bite

Miro como el gato mira. Miro atentamente como él atentamente mira algo que yo no veo y que, por los movimientos que él describe con la cabeza, ese algo que yo no veo, vuela. Quizás, quien sabe, un fantasma. Un fantasma que yo, como la mayoría de los humanos que no estamos capacitados para verlos, no veo pero que estar está, existe –a su manera– y vuela; el gato lo ve. Y si no es así, una de dos: o el gato está loco o el loco de remate soy yo (hay veces que dudo de quien es qué de los dos); no siempre está tan claro. En esta ocasión, sin embargo, no hay duda, no hay enigma, ni el gato está loco ni hay tal fantasma, sólo un mosquito que, aunque sigo sin verlo, ya lo noto, pues ya me ha picado. Lo mismo nos pasa a los consumidores-espectadores de esta parte de acá con el gobierno –el qué sea– que, mientras miramos como este hace ver que hace sin que seamos capaces de ver lo que hace ver que hace, de repente, nos pica la economía –por decir algo–. Y ahí la hemos jodido, el After Bite no nos sirve.




dilluns, 3 de desembre de 2012

Jodida biología


Me protegeré de ti, me dije.
Me protegí pero, ya viste,
la testosterona pudo más
y tus feromonas hicieron el resto.


Te amaré, me dije.
I te amé. Pero ya ves:
de vuelta con la testosterona.
Más, ay, esta vez, son otras las feromonas.

La amaré, me he dicho...

(jodida testosterona,
deliciosas feromonas)


Del poemari Del jodido amor