dimarts, 18 d’octubre de 2016










AIRE


Eres tan pequeña y delicada

que, a veces, cuando hablas

pareces un suspiro.



Ah, pero cuando ríes,

cuando te ríes es diferente,

entonces, eres un torbellino.




MIRADAS


Cuando tu mirada, inquieta,

deja entrever tu sexo,

el mío, erecto, 

te mira dispuesto.


Al poco, y sin palabras, 

tu y yo a lo nuestro.